domingo, 27 de julio de 2014

Danza Macabra, suplemento de Aquelarre

Danza Macabra fue el tercer suplemento (Ref. 1004) para el juego Aquelarre de la editorial Joc Internacional. Se publicó en mayo de 1992.


El suplemento se compone de la pantalla de juego más un libreto de 34 páginas.

Según Ricard (2002, La danza macabra y otros relatos, Proyectos editoriales Crom), con este suplemento acababa el contrato con Joc Internacional, que incluía el básico, dos suplementos (Lilith y Rerum Demoni) y la pantalla. Gracias al éxito cosechado se amplió la línea de suplementos con cuatro más (Rinascita, Dracs, Rincón y Villa y Corte) y seguramente hubiesen salido al mercado muchos más si
la editorial no hubiese entrado en suspensión de pagos.



Os dejo a continuación algunas imágenes con las distintas pantallas que se han creado para el juego. Falta la de Proyectos editoriales Crom, que no la tengo, aunque según tengo entendido de tamaño es muy similar a la de la editorial Caja de Pandora.



La de fondo negro es la de Caja de Pandora y la otra la de la editorial Nolosorol. Esta es la última que ha salido a la venta y la única que es de material rígido.



Las pantallas abiertas.

 
Interior de las distintas pantallas.
A continuación tenemos los libretos que incluyen las distintas pantallas. A la derecha el de Nosolorol (43 páginas, a color y grapado) y abajo el de Caja de Pandora (65 páginas y encuadernado).


Veamos un poco más en detalle el libreto que nos ocupa (aunque la verdad, no mucho, porque se trata únicamente de aventuras y no desvelaremos nada del argumento).


En el índice podemos observar que se trata de una serie de aventuras (seis), una introducción, un epílogo y un apéndice con pjs pregenerados.



Los módulos forman una campaña, una de las más famosas que ha escrito Ricard. El tema es doblemente atrayente: el camino de Santiago y la danza macabra (la muerte igualadora). En la introducción, Ricard aborda distintos puntos:



- La evolución de la visión de la muerte a lo largo de la Edad Media. En la alta Edad Media se veía como un tránsito que no había que temer, pues era la entrada a la verdadera vida, la sobrenatural, en la que no habría ninguna pena; ahora en la baja Edad Media, con el descubrimiento de los placeres mundanos y un cierto alejamiento de la Iglesia (repoblación de las ciudades), se teme que después de la muerte no haya nada. Por eso hay que aprovechar la vida, que con las guerras, epidemias y hambrunas se va antes de lo que uno espera.

- La muerte igualadora. El campesino medieval se consuela porque la Muerte se lleva tanto al rico como al pobre. Tiene algo bueno esta Muerte medieval: es justa.

- El Camino de Santiago, con todo lo que tiene de mágico. Además, ¿hay algo más medieval que la peregrinación a Compostela? Es evidente que esto se merecía una campaña y desde muy pronto Ricard nos la dejó bien preparadita. Si alguien aún no la ha jugado, hay que poner remedio (años más tarde los chicos de Proyectos editoriales Crom la editaron en el mencionado suplemento de 2002 La danza macabra y otros relatos).



En cuanto al apartado gráfico, para mí, es excelente, como en toda la línea de Aquelarre de Joc (ya he afirmado alguna vez que es un estilo que en mi opinión se amolda muy bien al espíritu del juego). En todas las imágenes aparece la Muerte llevándose a personas de distinta condición.


Se te acaba el tiempo...




En el epílogo asistimos al final de la campaña. A continuación tenemos cinco personajes pregenerados listos para ser jugados (con trasfondo y todo).



A día de hoy, Danza Macabra es fácil de conseguir, y por menos de 10€, lo cual está muy bien. Para el aficionado a Aquelarre que no conoce la campaña (aunque tenga otra pantalla) merece la pena por este precio. Para el coleccionista de la línea antigua de Joc también es una ganga. Merece la pena, la verdad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada