sábado, 13 de septiembre de 2014

Pantalla del Narrador de Vampiro 2ª edición



La reseña de hoy se ocupa de la pantalla del narrador de Vampiro: la Mascarada. En concreto la correspondiente a la 2ª edición (o versión) del juego. Esta pantalla apareció en España en febrero de 1995 de la mano de La Factoría. La versión original en inglés de White Wolf es de 1992.



La pantalla, de tres cuerpos, es de tapa blanda o rústica. En la parte delantera tenemos en el centro la ilustración en mármol verde típica de este juego. Sigue la misma línea del manual correspondiente de la 2ª edición. A la derecha tenemos las Tradiciones y a la izquierda un resumen del proceso de creación de pjs. Considero que las dos son muy útiles para evitar que el manual esté continuamente abierto sobre la mesa.




En el interior encontramos, cómo no, las tablas que se supone que consultaremos más durante una partida. En toda pantalla son especialmente necesarias todas aquellas relacionadas con el combate, que en esta ocasión encontramos en la parte central.



La pantalla viene con un libreto de 16 páginas titulado "Contactos y víctimas". Se compone de 23 pjs para utilizar en el juego, ya sea en forma de aliados, criados, víctimas, enemigos... También se pueden emplear como pjs en caso de que no tengamos tiempo de crear uno al modo tradicional.


Todos los pjs incluyen su historia personal, las características de juego más importantes y hasta una ilustración. No hay un arquetipo igual (periodista, ejecutivo, guardaespaldas, etc.) y esto nos permite tener datos genéricos de una gran variedad de pnj con los que seguramente interactúen los jugadores.


Al final tenemos un par de hojas de tamaño reducido sin rellenar. Se pueden fotocopiar y son muy útiles para anotar las características de los pnj más importantes de tu Crónica. Como conclusión, señalar que el libreto me parece muy interesante y más por el precio al que se vendía junto con la pantalla en la época: algo menos de 1.000 pesetas.


Actualmente, las únicas que he encontrado a la venta están entre los 28 y los 36 euros, según su estado de conservación. Puede parecer un precio alto para una pantalla que además está usada, pero el mercado de las pantallas descatalogadas (a pesar de que hay muchos aficionados que no les gustan o no las usan) es, por lo general, caro.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada