lunes, 3 de agosto de 2015

Mío Sidi, de Ricard Ibáñez

Mío Sidi (2010) es la quinta novela de Ricard Ibáñez tras La monja alférez (2004), El oro y el acero (2007), Mesnada (2007) y La última galera del Rey (2008). Como indica el título, esta novela trata sobre Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador.

Como ya hiciera en el siglo XII el autor (o autores) del Cantar de Mío Cid, Ricard Ibáñez también utiliza datos históricos y ficticios con el objeto de crear una obra artística donde se ensalza la figura de don Rodrigo.

Quien me conoce sabe que soy un apasionado del Cid (hasta tal punto de que mi primer retoño ha sido bautizado con el nombre de Jimena). Otro de mis ídolos es Ricard Ibáñez y, por supuesto, me encanta Aquelarre. Está claro que desde que me enteré de esta combinación (Ricard escribiendo sobre el Cid) surgió en mí la necesidad de leerlo. No sé por qué, pero en mi primer acercamiento a la novela esperaba encontrar el bestiario y las leyendas presentes en el juego de rol demoníaco medieval junto a las andanzas del Campeador. No es que estas no aparezcan, que aparecen, pero también está presente otra mitología ajena al "primer juego de rol español".

Así, Ricard sabe que puede que algún lector se sienta incómodo al encontrar términos como "elfo", "semielfo" u "orco" en una novela sobre el Cid. Por eso ya lo advierte desde el principio: esto es una obra de fantasía, no de ficción.


La novela parte del siguiente planteamiento. Cuatro mujeres consiguen traer de nuevo a la vida al Cid porque es el único que puede hacer frente a una nueva amenaza. El problema es que el Sidi no recuerda nada y estas cuatro mujeres tienen una noche para hacerle recordar quién fue. Esta es la excusa que inventa Ricard para contar la vida del protagonista. La obra se compone básicamente de cuatro cantares. En cada uno de ellos una de las mujeres cuenta una parte de la vida del de Vivar (Cantar de la mocedad, del Campeador, del Desterrado y del Paladín).

A partir de aquí, como hemos dicho, Ricard utiliza fuentes históricas, del propio Cantar y otras menos conocidas de nuestro folclore popular. La obra se acompaña de 90 notas finales donde Ricard especifica estas fuentes o explica y justifica las licencias o anacronismos que se permite en beneficio de la narración.

El autor aprovecha muchos de los episodios inventados en el Cantar para modificarlos un poco añadiéndoles un toque de fantasía, como pueden ser la aventura del león o la afrenta de Corpes.

También incorpora, como dijimos, referencias que recuerdan a nuestro bestiario de Aquelarre. Así, aparecen agotes, gnomos, guls, amilamias (las lamias), la Dama de Amboto, etc.


Lo que sí es clara herencia de Aquelarre es la visión que de la magia y lo sobrenatural tienen los personajes. Recuerda mucho a la dicotomía Racionalidad / Irracionalidad. Así, la magia existe porque los personajes creen en ella. Tenemos, por ejemplo, a un García Ordóñez que en un momento de la obra habla de "encontrar hechiceros". El propio Sidi sabe de la existencia de la magia y también él se vale de la ayuda de distintos hechizos.

El libro se completa con cuatro interesantes apéndices. El primero de ellos, "Tras los pasos del Mío Sidi", es una auténtica guía turística donde Ricard nos señala qué podemos ver en distintos lugares cidianos: Burgos, Vivar, Valencia, Aralar, Corpes... Se completa con teléfonos de información local o páginas web donde ampliar la información.

Como hemos dicho anteriormente, están aquí las "Notas finales", un "Glosario" de la época y un "Dramatis Personae" con todos los personajes que aparecen en el libro.



Conclusión.

No hemos dicho nada del estilo. En esta obra Ricard utiliza un lenguaje sencillo y claro, con unos giros muy actuales. Esto hace de la novela que sea una opción muy interesante a la hora de acercar la temática cidiana a los adolescentes de hoy en día.

El currículum oficial establece el estudio del Cantar de Mío Cid en dos niveles educativos: 3º de ESO y 1º de Bachillerato. Es verdad que para este último nivel podemos presentar ya textos originales del Cantar, pero no así en 3º de ESO. Creo que Mío Sidi puede ser muy apropiado para esta edad: el alumnado conocería más en profundidad al Campeador, sería fácil encontrar similitudes y diferencias con el Cantar, analizar qué es histórico y qué es ficticio, etc.

Como hemos dicho, el lenguaje y la acción continua (batallas, hechizos) motivan a los alumnos y harían que no dejasen la novela antes de tiempo. Por otro lado, el papel preponderante que tiene Urraca también serviría para que nuestras alumnas no se desmotivasen, ellas que no aprecian tanto los combates y la sangre.

Para tratar la educación en valores tenemos temas para hartarnos: la lealtad, la fidelidad, la convivencia entre distintas religiones, el papel de la mujer en la Edad Media...

Probablemente el más apto para acercar la figura del Cid en 3º de ESO.

Ficha técnica.

Título: Mío Sidi
Autor: Ricard Ibáñez
Fecha: Junio de 2010
Editorial: Dolmen Editorial 
Ciudad: Palma de Mallorca
ISBN: 978-84-937544-7-1
Cubierta: rústica con solapas
Páginas: 436
PVP: 18,95 €

Curiosidades.

- Mío Sidi fue originalmente un encargo de la editorial Devir para una colección de fantasía hispana que se llama Fábula Arcana. Para el primer título de la colección reclutaron a Juan Eslava Galán, pero su libro Los Dientes del Dragón no alcanzó las ventas que la editorial esperaba y cancelaron la colección. Cuando los derechos volvieron a Ricard, este negoció su publicación con Dolmen. Por eso aunque el libro se publica en junio de 2010, la introducción que Ricard firma aparece fechada en junio de 2008.

- La novela incluye un mapa de la Península con los distintos reinos que había en la época. El mapa es de Raúl Cáceres, al que muchos roleros recuerdan de sus ilustraciones para Aquelarre de la época de Proyectos Editoriales Crom.

- Podríamos hablar de más herencia rolera. Por ejemplo, a la hora de describir combates y las distintas heridas que sufren los personajes, en ocasiones me ha recordado los grandes críticos o pifias del MERP (sobre todo en la primera parte con los orcos): 
"la espada de Ruy le entró por el hombro izquierdo, astillándole los huesos hasta partirle el corazón"
 - Alguna referencia más y lo dejamos. Dos temas que parece que gustan a Ricard (y a mí) vuelven a aparecer aquí: la referencia a la Atlántida, que ya aparecía en un módulo de la magnífica campaña para La llamada de Cthulhu "La Bestia no debe nacer", y la interesante historia de "las tres mujeres de Adán", que ya apareció también en la edición de Aquelarre de La Caja de Pandora.


Si te ha gustado, quizá te interese:





No hay comentarios:

Publicar un comentario