jueves, 3 de noviembre de 2016

The Fuzztoons: El Señor de los Pardillos

"Radagast es un fumeta,
Gandalf un yonqui,
Arwen una ninfómana,
Beorn tiene una flecha en el culo.
Imagínate el resto..." (de la contraportada).



The Fuzztoons: El Señor de los Pardillos es un cómic en tono paródico ambientado en El Señor de los Anillos. El cómic es de 2001 y se encuadra, dentro de la Historia de los juegos de rol, en esa corriente paródica y de humor que existía por esos años en nuesto país. Así, por citar algunos, tenemos por esas mismas fechas a Fanpiro, el juego de rol narrativo y punkdeprimente (La Factoría, 2001), Piltrufos (La CocoGuawa, 2001 y 2002), el propio El Señor de los Pardillos, el juego de rol de la Tierra a Medias (Proyectos Editoriales Crom, 2002), Bribones, el juego de rol (Proyectos Editoriales Crom, 2002) o Moffet Babies, el juego de rol de los bebés mofeta (La CocoGuawa, 2002).

Título: The Fuzztoons: El Señor de los Pardillos
Autor: Patrick Frisch
Fecha: febrero de 2001
Editorial: Caja de Pandora
Precio: 325 pesetas / 1,95 euros 
Formato: cómic-book americano en rústica
Páginas: 32 en b/n
Depósito legal: Z-848-2000



Como hemos dicho, el cómic es una parodia de El Señor de los Anillos, pero también es una parodia de las situaciones que se pueden dar en una partida de rol. Así, podemos encontrar a personajes cuya única motivación es subir de nivel, como es el caso de "Birras", el típico personaje pega palos y bruto como él mismo, los críticos y las pifias, etc.

Todo, y cuando digo todo es todo, está sometido a la parodia, desde el nombre del autor (J. R. R. Patrick), al precio ("también se admiten monedas de Mithril"), la portada (con un ojo sin párpado que simula estar bajo los efectos de los porros) o el nombre de los personajes ("Saurón", sí, con tilde).


La historia comienza con los personajes explorando la cueva de unos trolls. Su intención es masacrarlos para subir de nivel. Pronto llegan a Rivendel, que reproduciré aquí cómo es descrita para que os hagáis una idea del ambiente que domina el cómic: 
"Rivendel, un lugar lleno de gay... -ejem- de elfos. Aquí es donde el Concilio Blanco se reúne para tomar decisiones contra Saurón (el malo). Es un sitio en el que estás a salvo, siempre que no te peten el culo, te mancillen el ojete, recojas la pastilla de jabón del suelo... Ya sabes...".
Por cierto, que hay bastantes erratas.



Después de abandonar Rivendel entrarán en otro combate, esta vez con unos orcos, encontrarán a Radagast, totalmente fumao, y por fin, llegarán al Bosque Negro. Queda ya otro combate y la llegada a Dol Guldur, con el enfrentamiento final con un Nazgûl. 

Es verdad que algunas escenas son graciosas, aunque por lo general, y para mi gusto, se abusa de las escenas con flatulencias y porros, tema este último que nunca me ha causado mucha gracia, la verdad.


La parodia llega a un punto en el que no sabes si el autor se está riendo de sí mismo o es un pasota y prepotente, como cuando anota debajo de una ilustración:
"Podría haberlo hecho mejor, pero estoy de resaca (ayer fue Noche Vieja)".
Lo dejamos aquí.Yo la verdad es que no recuerdo si en su época llegué a saber de él, y si lo supe lo había olvidado completamente. Es ahora que me ha venido de regalo al comprar otros productos cuando me he enterado de su existencia. En fin, el problema del Tiempo, que te hace olvidar algunas cosas mientras que otras se te quedan grabadas en la retina para toda la vida...



1 comentario:

  1. Yo tengo varios de estos comics, publicaron unos cuantos. También sacaron un juego de mesa. Una copia del dungeoner, pero tenía su gracia.

    ResponderEliminar